Marketing Mix, mimetismo de sus 4 factores en el tiempo

La adaptación es sinónimo de lucha por la supervivencia. La vida es cambio permanente. Todo fluye y nada permanece. Vivimos sometidos a modificaciones constantes en el entorno profesional y en el plano personal. Por tanto, los cuatro factores del marketing mix no son ajenos a la adaptación al cambio.

Desde los orígenes del marketing tradicional hasta nuestros días los mercados y las tendencias han evolucionado. De sobre manera, en los últimos años los avances tecnológicos han supuesto una enorme revolución en la forma de comunicarnos con las marcas. Esto ha conllevado un desarrollo rápido e inevitable al que todos en general y las empresas en particular han tenido que adaptarse.

 

Evolución del Mk Mix

 

El marketing es un área de continua evolución. Uno de los mayores cambios que hemos presenciado en las estrategias de marketing es el de los 4 elementos esenciales del marketing mix. Han pasado de un marketing enfocado en vender un producto a uno que se basa en captar el interés de los clientes aportando valor.

A lo largo de este artículo veremos el mimetismo de los cuatro factores del marketing mix y su constante adaptación a los tiempos y a los nuevos enfoques del marketing.

 

Las 4 P´s del Marketing Mix Tradicional

 

Fue, allá por los años 60, cuando el profesor E. Jerome McCarthy redujo el concepto de Marketing Mix a 4 elementos: producto, precio, punto de venta y promoción.

A pesar de los avances de la actualidad, esta concepción de los elementos esenciales del marketing siempre debemos tenerlos presentes. Yo te recomiendo que los analices siempre. Tanto si vas a emprender un nuevo negocio, como si vas a lanzar un nuevo producto o servicio. Las cuatro P´s del marketing tradicional son la base de cualquier acción de marketing.

Debes tener muy claros estos cuatro conceptos que te detallo a continuación:

1. Producto

El producto es el primero y el más importante de los elementos estratégicos del marketing mix tradicional.

El producto es aquello que vas ofrece al mercado para satisfacer las necesidades o deseos de tu público objetivo.

Si el producto es tangible estamos ante un bien y si es intangible estamos ante un servicio.

Para que el producto sea un éxito es necesario que sea capaz de entusiasmar y sorprender al público. Para ello, tienes que tomar decisiones estratégicas respecto a su denominación, envase, etiquetado, etc.

Además, todo producto tiene un ciclo de vida. Este ciclo de vida está compuesto por 4 fases que son –Lanzamiento, Crecimiento, Madurez y Declive. La mayor o menor duración de cada etapa va a depender de cómo dicho producto sea capaz de satisfacer las necesidades del consumidor y competir frente al resto de empresas. Hay que intentar que las fases intermedias, de crecimiento y madurez, sean lo más amplias y rentables posibles. Para ello, es necesario aumentar o modificar el valor del producto en el tiempo para que siga siendo competitivo.

 

2. Precio

De los cuatro factores del marketing mix tradicional, el precio es el único de ellos que proporciona ingresos. El resto únicamente producen costes y gastos para la empresa.

La fijación del precio es una de las decisiones más delicadas que has de tomar. Tienes que tener claro si quieres posicionar tu producto por calidad o por precio.

Antes de la selección del precio final necesitas saber:

  • Los objetivos del precio
  • La estimación de cuál será la demanda del producto
  • El cálculo de los costes del producto
  • El precio y las características de los productos de los competidores
  • El método que vas a utilizar para su cálculo

Además, al igual que el producto, el precio también debe adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado.

Pero recuerda, si vas a modificar el precio, has de tener en cuenta también cuál será la reacción del público y de los competidores.

 

3. Punto de venta

Otra de las decisiones importantes que debes tomar es la forma en la que vas a distribuir el producto o servicio para que llegue a tu cliente final. La determinación de cual va a ser el punto de venta del producto es una de las más complejas y retadoras. Cada sistema de distribución genera un diferente nivel de ventas y costes. Esta elección va a repercutir de forma significativa sobre el resto de factores estratégicos del marketing mix.

Necesitas evaluar las distintas alternativas en la elección del canal mas adecuado para llegar a tu público. Puedes vender directamente al cliente final o usar uno o varios niveles de intermediación.

Para su determinación tienes que tener en cuenta:

  • Nivel de servicios: volumen de ventas, tiempos de entrega, área geográfica, gama de productos, servicios posventa, etc.
  • Los objetivos marcados por punto de venta
  • La forma de trabajar de la competencia.

Actualmente, las tendencia más significativa es la multicanalidad o onmicanalidad.

 

4. Promoción

La publicidad y promoción es una de las principales herramientas de marketing que la empresa tiene para conectar con su público.

Los tres principales fines de la publicad son informar, persuadir y recordar.

Los soportes que la publicidad, hoy en día, puede utilizar son numerosos: prensa escrita, radio, televisión, digital, exterior, mailings, catálogos, etc.

Los objetivos de la publicidad pueden ser de todo tipo:

  • Creación de imagen corporativa.
  • Posicionamiento de un producto o servicio.
  • Dar a conocer un evento, servicio u oportunidad.
  • Promociones especiales en periodos de tiempo concretos.
  • Publicidad con causa, etc.

A la hora de la definición de este cuarto elemento del marketing mix, ademas de los objetivos, es necesario establecer presupuesto, el mensaje, la elección de medios y el sistema de control de su eficacia.

 

Las 4 C´s del Marketing Mix Digital

 

A finales del siglo XX surgió el boom de la tecnología y las redes sociales. Esto hizo cambiar la forma de comunicarnos con las marcas. Fue entonces, cuando empezó a tener importancia el uso del marketing digital.

Los nuevos medios digitales han generado nuevas teorías y nuevas metodologías. Por tanto, respecto a los cuatro factores esenciales en la era digital hablamos de:

1. Contenido

El contenido es el primero y más importante de los factores estratégicos del marketing mix digital. Es el centro neurálgico de la estrategia social media y sobre el que girarán el resto de elementos.

Podemos resumir que el contenido es la creación y distribución de información significativa y de valor para atraer, captar y llamar la atención de tu público objetivo. Su principal objetivo es servir de impulso para lograr que sean futuros clientes y fidelizar a los que ya lo son.

Pero para conseguir su fin, el contenido debe cumplir las siguientes cuatro premisas:

  • Ha de ser contenido de calidad.
  • Tiene que tener continuidad de publicación y establecer un calendario editorial.
  • Debe ser variado y adecuado a la demanda del público.
  • Su valor debe servir para captar y fidelizar a los usuarios.

En definitiva, el contenido debe basarse exactamente en aquello que necesitan saber los usuarios para entregárselo en el momento oportuno y de forma persuasiva.​

 

2. Conversación

Las redes sociales han ayudado enormemente a mejorar la relación y la atención al cliente. Los medios sociales han permitido establecer una conversación de tú a tú con el público. Y por tanto, este plano de igualdad a la hora de comunicarse ha influido positivamente en la mejora de confianza en la marca.

Algunas de las pautas necesarias para crear una óptima y fructífera conversación son:

  • Conocer bien a tu audiencia y si es posible segmentarla para focalizar correctamente la comunicación.
  • Practicar siempre la escucha activa con actitud positiva, incluso cuando sean críticas. Esto ayuda enormemente a empatizar con el cliente.
  • Preguntar abiertamente al público sobre qué temas le gustaría que le hablemos.
  • Demostrar humildad y transparencia. Nadie es perfecto. Por tanto, todos somos susceptibles de equivocarnos. Si hemos fallado debemos pedir disculpas e intentar enmendar el fallo. Los clientes si ven que somos sinceros valoraran positivamente nuestra disculpa.
  • Menos es más. Nunca seas “rimbombante” ni trates de adornar demasiado tu marca. El público prefiere la información clara, concisa y sin demasiadas florituras.

En el mundo Digital, es muy importante que los usuarios hablen positivamente de tu marca. Tu empresa ha de lograr crear conversación, o bien inducida por una dinámica, o bien creada orgánicamente por los mismos usuarios.

 

3. Comunidad

Otro factor estratégico del marketing mix digital es el crear comunidad alrededor de la marca. Este debe ser uno de los primeros objetivos del Plan de Medios Sociales.

De nada sirve que publiques todos los días en las redes sociales, si no eres capaz de crear una comunidad sólida y fuerte que te ayude a crear y ampliar tu imagen de marca.

Por tanto, la primera fase de la estrategia social media es fundamental darse a conocer al mayor número posible de público objetivo. Poco a poco irás aumentado tu comunidad de fans y seguidores.

El objetivo es crear una comunidad de seguidores comprometidos con la marca. Si les haces felices con tu contenido y con tus productos serán los mejores embajadores de tu negocio. Ese compromiso con la marca se traducirá en interacción. De esta manera, la visibilidad y alcance de marca aumentarán gracias a la labor altruista que te harán ellos mismos.

Pero, crear una comunidad comprometida no es tarea sencilla ni es factible a corto plazo. Es un trabajo de largo recorrido donde es esencial interactuar con ellos, ofrecerles lo que buscan y agradecer su colaboración.

 

4. Conexión

El último elemento del marketing mix digital es la conexión. Pero, para conectar con el público objetivo es necesario adaptar la estrategia digital a la idiosincrasia de cada medio social.

En función de los que quieres conseguir y del público objetivo al que te diriges tienes que elegir los medios sociales ideales para cada objetivo estratégico de negocio. No todas las redes sociales sirven para todo. Cada medio social es completamente diferente y singular. Por tanto, la forma de comunicarte con tu público en cada uno de ellos también ha de ser diferente y adaptado a sus particularidades. Sólo así, lograrás esa conexión deseada con tu audiencia.

Los medios online deben apuntar a una audiencia específica dentro de una esfera de confianza y credibilidad ofrecida por la propia cantidad.

Necesitas tener el feedback del público para conseguir los objetivos marcados y no perder todo el esfuerzo, económico y humano, realizado.

 

Las 4 E´s del Inbound Marketing

 

Un paso más  allá del Marketing Digital nos encontramos con el Inbound Marketing.

De forma sencilla, podemos definir el inbound marketing como una estrategia no intrusiva donde los clientes se acercan a la empresa y no al revés. Es decir, los clientes potenciales se ven atraídos por todo lo que van conociendo de tu marca a través de blogs, motores de búsqueda y redes sociales.

A través de las técnicas de inbound, el publico percibe el valor de tu marca y se siente atraído por formar parte de ella. Permite crear valor de forma no intrusiva en cada una de las etapas del recorrido del comprador. Realmente, los consumidores no sienten que el fin de la marca es conseguir ventas.

Por tanto, los cuatro elementos estratégicos en el inbound marketing son:

1. Experiencias

Es importante que tu marca sea capaz de construir experiencias capaces de despertar sentimientos positivos en tu público.

En pleno siglo XXI la satisfacción del cliente ya no es suficiente, para diferenciarse es necesario conectar con tu cliente a través de las emociones. Para ello, es necesario hacer partícipes a todos los sentidos por medio de acciones o características particulares de la marca.

Has de lograr una conexión positiva en tu audiencia mediante experiencias y vivencias sensoriales que generen emociones de bienestar y placer. Algunas de las estrategias que te permiten llegar a la parte más emotiva de tu público son el event marketing, el ofactory branding, el audio branding, etc.

El marketing emocional es una excelente estrategia para provocar sentimientos positivos del público hacia tu producto o servicio. Si consigues despertar la curiosidad de los consumidores, habrás dado un paso de gigante para lograr emocionarle. Pero este cometido no es tarea fácil. Los usuarios no quieren que les digas qué deben “sentir” al usar tu marca. El producto o servicio tiene que ser capaz de transmitir sentimientos. Pero no hay que olvidar que, deben ser los usuarios los que por sí mismos descubran las emociones que les despierta

 

2. Evangelización

Tu marca debe despertar pasión en el consumidor. La evangelización, no es ni mas ni menos que, lograr el compromiso, respuesta y vinculación del público de manera espontánea.

Tu marca será capaz de evangelizar si convierte a tu audiencia a tus propias convicciones. Es decir, si tu marca transmite fehacientemente sus valores y es capaz de persuadir a su público de forma convincente.

Algunas de las herramientas de marketing que permiten esta evangelización son el contenido relevante y de calidad, una buena estrategia de imagen de marca o branding y una cuidada estrategia de social media marketing.

 

3. Evolución

En marketing nada es estático, todo está en constante movimiento y evolución. Por tanto, es necesario analizar constantemente los comportamientos de los usuarios, las novedades tecnológicas, las actuaciones de los competidores, etc. para seguir siendo competitivos.

Además, tu empresa ha de trabajar e invertir para ampliar el valor medio que aporta cada cliente a lo largo de su ciclo de vida con tu empresa. Sólo así conseguirás mejorar la rentabilidad por cliente. Pero esto, no es tarea fácil, requiere conocer de forma pormenorizada los gustos y deseos de tu público para poder ofrecerle aquello que demanda y conseguir su fidelización a tu marca.

Hoy en día, sólo es posible ganarse la confianza del cliente construyendo relaciones de largo recorrido. Consiguiendo que los usuarios, por sí mismos, descubran su necesidad de consumir tu producto. Siendo ellos mismos los que identifiquen los sentimientos y emociones que les despierta tu producto y no otro. Sólo así, el cliente estará dispuesto a movilizarse y completar de nuevo la compra.

 

4. En todo canal

Por último, aunque no menos importante, es necesaria la multicanalidad. Todos los canales deben estar integrados para crear una experiencia de marca completa, independientemente de cual sea el entorno elegido.

Hoy en día, cualquier empresa debe aplicar una estrategia de marketing integrado o IMC (Integrated marketing communications). Es decir, deben combinar medios tradicionales y digitales para crear una experiencia de marca completa.

Es fundamental que, el cliente perciba esa coherencia y unificación de las acciones y mensajes de la empresa. No ha de haber distinción o sesgo entre los diferentes canales utilizados para conectar con él.

la unión de fuerzas es mayor que la suma de sus partes individualesEl aplicar una estrategia de omnicanalidad es unificar los esfuerzos de marketing en todos los canales. Es presentar un mensaje de marca consistente, conectado y cohesivo a los clientes. Es mejorar la efectividad del marketing y su capacidad para comunicar un mensaje sobre la marca, productos o servicios de la empresa.

 

Para concluir, a lo largo de este artículo hemos ido viendo el mimetismo o adaptación de los cuatro elementos fundamentales del marketing mix a lo largo del tiempo.

Como estamos viendo en estos últimos años, el mundo va cambiado a pasos agigantados. La forma de vivir, trabajar, comprar, ni consumir de la misma que hace unos años. Las personas han cambiado su forma comunicarse e interactuar con las marcas. Internet y los medios sociales han logrado crear un nuevo espacio de conversación más rápido y cercano. Por tanto, el marketing necesita evolucionar para poder satisfacer de la mejor forma las nuevas demandas del público.

Los doce factores estratégicos analizados deben estar muy presentes en cualquier tipo de empresa. Desde mi punto de vista, ninguno es mejor que otro. Simplemente, cada compañía en función de su público y sus características particulares tendrá que hacer más hincapié en alguno de estos elementos fundamentales del marketing.

Y tú ¿Con cuáles te quedas?. Me encantaría conocer tu opinión. 😉

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *