Social Selling, el impulso a la rentabilidad de tu empresa

Hoy en día estamos inmersos en las nuevas tecnologías. Los medios sociales son una herramienta habitual de nuestro día a día. Por tanto, es vital el uso del social selling dentro de la estrategia de marketing de cualquier empresa.

Según el Estudio Anual Redes Sociales 2017 de IAB Spain, un 86% de los internautas de 16-65 años utilizan redes sociales, lo que representa más de 19 millones usuarios en nuestro país.

Respecto al seguimiento de marcas, este mismo estudio indica que, un 83% declara ser fan o seguidor de marcas a través de redes sociales. Para un 25% la presencia en redes sociales aumenta la confianza en la marca.

En cuanto a la influencia de las redes sociales en el proceso de compra, un 53% suele buscar información en alguna red social antes de realizar sus compras por internet. Además, un 52% declara haber sido influido por las redes sociales en sus compras.

Todos estos datos son un buen indicador de la importancia de incluir los medios sociales, a través del social selling, en la estrategia de cualquier negocio.

 

¿Qué es el social selling?

 

El social selling es el uso de los medios sociales para conseguir clientes, aumentar ventas y mejorar el volumen de negocio.

 

Social selling

 

Pero cuidado ¡No confundir social selling con venta on line!

En ambas, el fin es el mismo, es decir, en las dos se persigue la venta pero la forma de alcanzarla es diferente en ambos casos. Ahora lo verás más claro…

La venta on line o e-commerce es una transacción, pura y dura. La empresa pone a disposición un producto y el cliente lo compra.

En cambio, el propósito del social selling es conseguir que los usuarios elijan tu marca, y no otra, porque la consideren mejor que el resto de opciones. Aquí, la empresa no vende, sino que, es el consumidor el que te elige y decide comprar tu producto o servicio. Pero para que esto ocurra, es necesario previamente haber llevado a cabo una cuidada estrategia de marketing digital. Desde la creación de imagen de marca en los medios sociales, hasta la difusión de contenidos de calidad que sean relevantes para tu audiencia, pasando por una buena gestión de las redes sociales o community management.

Realmente, el social selling es una venta “indirecta”. En este caso, la marca pone a disposición contenido útil y el cliente poco a poco va sintiendo la utilidad y la necesidad de hacerse con el producto o servicio que ofreces. Previamente a la compra, el cliente ya está convencido de los beneficios que le va a aportar. El consumidor se siente parte de la marca incluso antes de que la adquisición se produzca. Lo cual, es sinónimo de pertenencia y fidelidad.

 

¿Qué beneficios aporta el social selling?

 

Hay seis motivos de peso por los que incluir el social selling en la estrategia de cualquier empresa. No importa que ésta sea grande, pequeña o mediana. Las ventajas son enormes para cualquier compañía, indistintamente del tamaño.

 

1. Conocer mejor a los usuarios

Las redes sociales son el altavoz de los consumidores. Los individuos, cada vez con más frecuencia, utilizan dichas plataformas para expresar sus opiniones, consultas o inquietudes.

Por lo tanto, son una excelente vía para conocer qué necesitan o qué demandan. Pero también, sirve para saber qué cosas no les gusta o quieren reivindicar.

La escucha activa con actitud positiva debe ser una constante de cualquier empresa. Si no hay comunicación bidireccional con los usuarios, no hay estrategia de social selling que logre resultados óptimos.

Cuanto más conozcas a tu público mejor sabrás satisfacer sus necesidades.

 

2. Saber qué hace la competencia

Para diseñar tu propia oferta y hacerla más competitiva, además de escuchar a tu público, también es fundamental conocer qué ofrece la competencia.

Algunas de las preguntas de las que tienes que obtener respuesta son:

  • ¿Qué están haciendo en los medios sociales?
  • ¿Cómo “conectan” con su público?
  • ¿En qué redes sociales tienen presencia?
  • ¿Cuántas veces al día aportan contenido en cada plataforma?
  • ¿Cual es el grado de interacción de los usuarios con la marca?

En definitiva, hay que conocer la estrategia digital de los rivales. Hay que saber en todo momento qué están ofreciendo y cuál es la acogida de las acciones por parte de los usuarios. Todo ello te va a dar grandes ideas para mejorar tu estrategia de social selling.

 

3. Hacer Networking

El social selling no sólo te permite conectar con el cliente final, sino que también es una buena forma de obtener nuevas oportunidades de negocio.

Las redes sociales son un lugar perfecto para conectar con otros profesionales con los que establecer alianzas estratégicas.

Crear y ampliar una eficiente red de contactos profesiones es una excelente vía para crear sinergías con empresas afines. Y así, conseguir nuevos acuerdos comerciales.

Conoce las claves para hacer networking en los medios sociales con la infografía de networking ubicada en la galería de la web.

 

4. Llegar a nuevos públicos

Gracias a las nuevas tecnologías no existen barreras físicas como la distancia, el tiempo o el espacio.

Los medios sociales son un gran escaparate para llegar a nuevos públicos. Hace unos años, esto era impensable ya que a través de los medios tradicionales no era factible.

Los negocios ya pueden tener clientes de cualquier parte del mundo. Hoy en día, es la mejor alternativa para muchas de empresas, que han visto crecer sus ventas y aumentar el número de clientes.

 

5. Aportar valor

A los usuarios ya no les sirve que el producto o servicio que les vendas sea excelente. Realmente, lo que buscan es que  tu marca les aporte algo distinto y mejor que cualquiera de tus competidores.

Hoy en día, los consumidores son crossumers. Son reflexivos, críticos y usuario activo de la nuevas tecnologías al tomar una decisión de compra. Buscan la coherencia entre lo que una empresa les vende y lo que les comunica. Les gusta la originalidad, la sencillez y la valentía de las marcas para ser diferente.

El público quiere que las empresas les aporte contenido de calidad sin pedir nada a cambio.

Para ello, es fundamental que toda empresa defina bien su valor de marca que sea capaz de “marcar la diferencia”.

 

6. Mejorar la imagen de marca

Para cualquier tipo de negocio, tener presencia en las redes sociales, es una excelente tarjeta de presentación.

Estas plataformas permiten incrementar exponencialmente la visibilidad de la marca.

Para ello, es necesario desarrollar un marketing de contenido atractivo que transmita una imagen de marca auténtica, optimista y actual. Es importante que el mensaje se adapte a cada red social donde se publique. El objetivo es que los mensajes consigan viralizarse de forma natural. En definitiva, hay que conseguir que se hable en positivo de la empresa.

 

Como has comprobado, el social selling es una excelente herramienta de marketing online. Si todavía tu negocio no tiene presencia en los medios sociales… ¿a qué esperas?. Empieza ya a desarrollar tu estrategia social media y comprobarás como pronto podrás ver los resultados. 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *