Estrategia de Rebranding, la revitalización de una marca

La marca corporativa es uno de los activos intangibles más valiosos para una empresa y sus stakeholders o grupos de interés. Por tanto, la decisión de poner en marcha una estrategia de Rebranding, o cambio de marca, no puede ser una decisión baladí. Se trata de una decisión estratégica seria. Además, implica una cuidada y minuciosa planificación previa.

Pero, ¿Qué es lo que impulsa a una empresa poner en marcha un cambio de marca? ¿Cuáles son las principales implicaciones que conlleva? 

A lo largo de este artículo te daré respuesta a éstas y otras preguntas y dudas que pueden surgir sobre la estrategia de Rebranding. Además, descubrirás las distintas maneras de hacer cambios de marca, las razones correctas e incorrectas por las que hacer Rebranding, los pasos necesarios para hacerlo con éxito y mucho más…

¡Continúa leyendo y no pierdas detalle de nada! 😉

.

¿Qué es la estrategia de Rebranding

.

La estrategia de Rebranding es un proceso permanente que permite a una marca evolucionar a lo largo del tiempo y adaptarse a las nuevas circunstancias del mercado y a las expectativas de su público objetivo.

.

qué es el rebranding

.

Por tanto, un cambio de marca hecho de forma hábil y estudiado de forma pormenorizada puede ser muy útil para la compañía. Es a veces, la evolución necesaria para una empresa que no quiere quedarse obsoleta y estancada.

En definitiva, la estrategia de Rebranding debe lograr mantener el equilibrio entre el valor de marca de la compañía y el reconocimiento del mismo por sus clientes reales y potenciales. Y además, lograr seguir siendo «deseable» para ellos. Dicho cambio en la marca debe servir para estimular un cambio en las actitudes, percepciones y comportamientos de los consumidores. Debe ayudar a decantarse por tu marca y no por otra en el proceso de compra.

La estrategia de Rebranding, como veremos más adelante, puede consistir en una modificación tangible, es decir, la expresión física de los elementos de marca o en un cambio intangible, como puede ser la sustitución de valores, imagen e incluso, sentimientos.

s

¿Por qué razones poner en marcha una estrategia de Rebranding?

.

Existen muchas razones por las que tu empresa puede contemplar una estrategia de Rebranding. En gran medida, suele tener mucho que ver la necesidad de reposicionar tu marca en el mercado.

Así, antes de iniciar cualquier cambio de marca es necesario que tengas muy clara cuál es la razón o el motivo por el que se quiere hacer esa alteración de marca.

Algunas cuestiones previas serían: ¿Ese cambio se debe a la necesidad de acelerar el crecimiento? ¿Tu empresa necesita competir con rivales más grandes y más establecidos?

Las principales razones que te pueden impulsar a poner en marcha una estrategia de Rebranding son:

.

1. Necesitas competir en un nuevo mercado

Es posible que el mercado en el que inicialmente ha competido una empresa, con el paso de los años, ya no sea lo suficientemente rentable como para establecer una estrategia de crecimiento.

Por tanto, es necesario hacer cambios de marca que te permitan ser competitivo en otros mercados donde tienes previsto posicionarte.

.

2. Tu marca ya no refleja tus valores

Es bastante habitual, para empresas que llevan muchos años en el mercado, que la imagen se haya quedado obsoleta. Un logotipo que parecía fabuloso hace veinte años hoy puede ser absolutamente irrelevante y ya no refleja los valores actuales de tu compañía. En este caso, es absolutamente necesario poner en marcha una estrategia de Rebranding que te permita volver a conectar emocionalmente con tu público.

Por lo tanto, si alguno de los elementos de tu marca corporativa como, el logotipo, el eslogan, web, etc. ya no van en la dirección en la que se enfoca la compañía, es probable que sea el momento de cambiar la marca.

.

3. Tienes pensada la internalización de tu marca

Algo que tienes que tener muy en cuenta a la hora de comercializar tus productos en otros países es si tu marca corporativa o la de alguno de tus productos es «mal sonante» o poco apropiada en algún otro idioma.

Es muy importante para tener éxito si va a vender sus productos en el extranjero, que preste atención a las diferencias culturales y, lo que es más importante aún, respetarlas.

.

4. Hay cambios relevantes en la directiva de la empresa

Otro motivo por el que puede ser necesaria la puesta en marcha de una estrategia de Rebranding puede ser el cambio significativo de los puestos directivos de la compañía.

Un nuevo CEO o un nuevo responsable de la estrategia de marketing de la empresa puede suponer un cambio de visión empresarial. Y en consecuencia, una perspectiva de negocio completamente diferente. Lo que supone un cambio de marca de acuerdo con esta nueva estrategia.

.

5. Tu marca tiene graves problemas de reputación

También puede ocurrir que tu marca haya sufrido una grave crisis de reputación. Los medios sociales han supuesto para las empresas enormes ventajas desde el punto de vista del marketing.

Pero cualquier error o insatisfacción generalizada se puede convertir en un grave problema de imagen de marca. De manera que, si tu empresa, después de poner en marcha un plan de crisis, considera que es difícil volver a conseguir la confianza de tu público, la estrategia de Rebranding puede contemplarse como forma de mantener la viabilidad del negocio.

.

6. Tu imagen de marca es similar a la de otros competidores

Cuando tu imagen de marca es muy similar a la de otras compañías que compiten en tu mismo mercado puede ser una desventaja.

Es importante plantearse poner en marca una estrategia de Rebranding que consiga la diferenciación. La empresa debe luchar para lograr una identidad de marca propia y sin posibilidad de equívocos.

.

7. Tu empresa está en un proceso de compra o fusión con otra compañía

De manera parecida, los procesos de fusiones o adquisiciones pueden justificar la puesta en marcha de una estrategia de Rebranding.

Evitar la confusión de los clientes es clave. Por tanto, es necesario plantearse la unión todos los nombres, marcas registradas, logotipos y líneas de productos bajo un mismo paraguas. Es fundamental simplificar los mensajes de marca.

.

¿Cuáles son los principales beneficios de la estrategia de Rebranding?

.

Los cinco principales beneficios que puedes obtener poniendo en marcha una estrategia de Rebranding son los siguientes:

.

1. Conexión

Si tu marca actual no es capaz de llegar a su público y conectar con sus potenciales clientes quizás sea el momento de plantearte un cambio en tu imagen de marca.

El Rebranding puede ayudarte a enfocar adecuadamente tus valores de marca y conseguir el estímulo necesario para llegar a un mayor número de personas para seguir creciendo.

.

2. Diferenciación

Algo bastante frecuente hoy en día es la escasa diferenciación entre las distintas empresas que compiten en un mismo mercado. Un cambio de marca puede ser el revulsivo necesario para lograr la diferenciación respecto a tus competidores.

Un cambio de nombre, una nueva apariencia o una nueva forma de comunicar pueden ser los aliados perfectos para un nuevo enfoque exclusivo que atraiga a tu público.

.

3. Modernización

Como ya he comentado al inicio, toda marca debe mantenerse siempre actualizada y evolucionar para adaptarse a las circunstancias de cada momento.

La imagen de marca es la parte más visible de cualquier empresa y por tanto, su apariencia debe estar siempre a la vanguardia. Ten en cuenta que, los clientes valoran muy positivamente aquellas empresas que cuidan su imagen y están a la última en las tendencias del sector en el que compiten.

.

4. Reflejo de cambios

Si tu empresa se plantea nuevos objetivos, si va a lanzar nuevos productos, ha modificado algunos valores de marca o va a lanzarse a nuevos mercados, la marca corporativa también debe reflejar dichos cambios.

La estrategia de Rebranding es una excelente manera de desmostrar que tu empresa esta evolucionando.

.

5. Rentabilidad

Como consecuencia de todos los beneficios anteriores la estrategia de Rebranding puede ayudar a mejorar la rentabilidad de tu negocio.

La conexión, la diferenciación, la modernización o la inclusión de cambios son factores decisivos a la hora de aumentar los beneficios de una marca.

.

¿Qué tipos de estrategia de Rebranding hay?

.

Como ya hemos visto, la estrategia de Rebranding consiste en cualquier tipo de cambio que sufre una determinada marca. Desde un cambio tangible (cualquier elemento de la marca) hasta intangible (valores, sentimientos, …). Por tanto, habrá distintos tipos de Rebranding en función del nivel de modificación de sus elementos.

.

clases de rebranding

.

Los principales tipos de cambio de marca son los siguientes:

.

1. Estrategia de Rebranding Básico

Este tipo de estrategia de Rebranding consiste en la puesta en marcha de cambios menores en la marca. Consiste en un restyling o revitalización del aspecto actual de la marca para evitar su obsolescencia y seguir estando actualizado.

.

2. Estrategia de Rebranding Intermedio

Esta estrategia, además de todo lo que incluye el Rebranding básico, requiere también de la utilización de estrategias de comunicación y marketing para reposicionar la marca existente dándole una nueva imagen.

.

3. Estrategia de Rebranding Completo

Este tipo de cambio de marca total es necesario cuando se requiere una nueva identidad completamente renovada. Esta modalidad se suele dar cuando dos empresas se fusionan o una marca es adquirida por otra campañía. En estos casos, es necesaria la estrategia de Rebranding Completa ya que los objetivos y el nuevo enfoque es completamente diferente. Incluye un cambio de nombre, mensaje e imagen. Es decir, se produce un cambio integral de marca para lograr un nuevo posicionamiento.

A su vez, la estrategia de Rebranding completo puede articularse de distintas maneras:

.

3.1. Estrategia de Rebranding Completo – Gradual

En este caso la nueva marca, en un primer periodo introductor, está vinculada a la marca ya existente. Y de forma progresiva, tras un periodo de transición, la marca anterior se va eliminando progresivamente. De esta manera, la nueva marca queda ya en solitario en el mercado pero ya ha sido vinculada con su predecesora.

.

3.2. Estrategia de Rebranding Completo – Combinado

Se trata de una estrategia que combina las distintas marcas existentes. Normalmente, lo hace a través de una marca paraguas que aglutina toda la gama de productos de la compañía.

.

3.3. Estrategia de Rebranding Completo – Informado

Consiste en informar de forma previa y posterior al cambio de marca. En este tipo de estrategia se lleva a cabo una masiva acción de comunicación. Normalmente se hacen promociones intensivas, se hacen exhibiciones y acciones de merchandising en el punto de venta, se comunica en el packaging del producto, etc.

.

3.4. Estrategia de Rebranding Completo – Súbito

Esta estrategia consiste en eliminar de forma rápida el nombre de marca anterior y reemplazarlo inmediatamente por el nuevo. En esta modalidad no hay desfase ni periodo de transición. Esta forma de hacerlo es especialmente apropiada cuando la organización quiere desvincularse totalmente y lo más rápido posible de la antigua imagen.

.

3.5. Retrobranding

A través del retrobranding, la empresa restablece un nombre de marca que abandonó hace tiempo. Esta estrategia de Rebranding suele hacerse cuando la nueva marca elegida no consigue los objetivos marcados. Así que, la empresa decide volver a la antigua marca con el objeto de recuperar clientes perdidos, valores olvidados y potenciales usuarios no llegados.

.

¿Cuáles son los pasos a seguir en la estrategia de Rebranding?

.

Para que la estrategia de Rebranding sea un éxito es necesario seguir ciertos pasos. Estos pasos son los siguientes:

.

1. Tener claro el motivo del cambio

Como hemos visto al inicio de este artículo, pueden ser múltiples las razones que te lleven a poner en marcha tu estrategia de cambio de marca.

Por tanto, antes de establecer tu estrategia de Rebranding debes tener muy clara cuál es la razón empresarial que te impulsa a ello. Ten en cuenta que, si no está clara la razón del cambio corres el riesgo de tirar por la borda una gran cantidad de recursos.

.

2. Investigar antes de tomar la decisión

En una decisión de tanto calado como es la estrategia de Rebranding es imprescindible llevar una exhaustiva investigación de tu marca, tus clientes, tu mercado y las tendencias del sector.

El objetivo es tener una percepción realista de la situación de partida. Ten en cuenta, que un gran error que suele cometerse es obviar determinados análisis para ahorrar tiempo. Y en consecuencia, construirás tu estrategia de Rebranding sobre suposiciones falsas o poco ajustadas a la realidad.

.

3. Establecer metas claras

Otro paso fundamental en tu estrategia de Rebranding es tener muy claro qué es lo que quieres lograr. Debes cuantificar el objetivo a conseguir y definir qué pasos has de dar para alcanzarlo.

Ten en cuenta que, si estableces una meta etérea y poco clara difícilmente sabrás qué pasos has de seguir para obtenerla.

.

4. Definir claramente tu posicionamiento

Sólo si tienes claro cuál es el posicionamiento de tu marca en el mercado en el que compite podrás establecer la estrategia de cambio de marca correcta. Recuerda que, ese posicionamiento será el punto de partida para la toma de decisiones futuras.

Debes buscar un equilibrio entre lo que es actualmente tu empresa y en lo que quiere convertirse. Para ello, debes hacerte preguntas como: ¿Qué hace que tu empresa sea única? ¿Tus clientes se sienten identificados con tus valores de marca? ¿Eres un líder innovador o un proveedor de bajo coste?

.

5. Crear la nueva identidad

En esta fase de la estrategia de Rebranding es necesario desarrollar todos los elementos visuales de la nueva marca. Desde el nuevo nombre, al logotipo, eslogan, colores corporativos, etcétera. En definitiva, establecer el nuevo documento de estilo de marca.

Además, es importante que te asegures de que tienes a las personas adecuadas trabajando en el cambio de marca. Ya que, tus empleados son el principal punto de contacto entre tu marca y tu público. Y por tanto, deben entender la importancia de su papel para el éxito de la estrategia de Rebranding y su puesta en marcha.

.

6. Construir confianza en la nueva marca

A través de esta nueva identidad es necesario que tu público se sienta identificado con ella y consigas crear relaciones leales y significativas con tu nueva marca. Para ello, deberás trabajar para lograr que tu audiencia se familiarice con la nueva personalidad de tu marca y generar confianza a su alrededor.

Es importante poner en valor la nueva marca en todas las acciones de marketing para crear conciencia de ella. Las redes sociales, el marketing de contenidos o la publicidad online pueden ser buenos medios para dar esa visibilidad.

.

7. Evaluar resultados

Esta última fase de evaluación permite corregir desviaciones y refinar aquellos aspectos que no han funcionado como se esperaba en su planteamiento inicial.

Esta revisión o evaluación general debe realizarse para tener una visión más holística del proceso de planificación.

.

¿Qué consejos debes tener en cuenta en la estrategia de Rebranding?

.

Algunos consejos de calado que tienes que tener en cuenta a la hora de poner en marcha la estrategia de Rebranding son los siguientes:

.

1. Mantén un diálogo continuo con tu público

Cambiar la gama de productos, el logotipo o el nombre de marca son grandes cambios que afectan al posicionamiento de tu marca. Por tanto, es esencial que comuniques a tu audiencia todos los cambios de forma adecuada. Debes salvaguardar en todo momento la confianza y la reputación que tanto trabajo cuesta construir entre tu público y tu marca.

.

2. Resalta lo positivo de la estrategia de Rebranding

Además de informar a los clientes los cambios de marca realizados es necesario que resaltes los beneficios que va a aportar.

Los clientes siempre están preocupados ante la incertidumbre que les provocan las novedades. Por tanto, hay que mantener la satisfacción del cliente haciéndole ver todo lo positivo que va a suponer la estrategia de Rebranding.

.

3. Trata de que tu mensaje sea consistente

Otro aspecto esencial, que no debes olvidar, es la consistencia del mensaje. Ten en cuenta que, un cambio de marca requiere un gran esfuerzo. Además, va acompañado de un periodo de cambio, crecimiento y evolución de tu negocio. Por lo tanto, todas las acciones de marketing deben reflejar de forma muy precisa esa nueva visión que quieres transmitir.

Así que, cuida al máximo la homogeneidad de tu mensaje en todos los elementos. Desde el nombre, logotipo, pautas de color, redes sociales, material impreso, etcétera.

.

4. Sé auténtico

También es vital que, durante todo este proceso de Rebranding, mantengas tus fundamentos deontológicos de marca. Debes asegurarte de no perder esa autenticidad que era tu seña de identidad, tanto para tu marca, como para tus clientes y tus empleados.

La estrategia de Rebranding debe representar ese equilibrio de expectativas entre lo que tu marca era y lo que quiere llegar a ser.

.

5. Involucra a todo el equipo

Al igual que la estrategia de Rebranding debe mantener un diálogo continuo con la audiencia también debe tener muy presente a todo el equipo interno. Ya que, si los empleados no están implicados en el proceso de cambio difícilmente se alcanzarán los objetivos marcados.

Es imprescindible involucrar a todo el equipo de trabajo y lograr que se sumen al esfuerzo de cambio con motivación y ganas.

.

¿Cuáles son los principales escollos de la estrategia de Rebranding?

.

Los efectos positivos de la estrategia de Rebranding, como hemos visto en el apartado de beneficios, son bastante claros. El propósito fundamental de cualquier cambio de marca es mejorar la imagen, alanzar una mayor relevancia en el mercado siendo más competitivos y rentables.

Pero, en ocasiones, las cosas no siempre salen como uno ha planteado y pueden surgir problemas. Fundamentalmente porque, pese a los análisis previos, nunca hay la certeza total de cuál será el resultado final.

Algunos de los principales escollos que puede acarrear un cambio de marca son los siguientes:

.

1. Confusión

Puede ocurrir que ante los cambios de marca se produzcan confusiones, que además, creen frustración.

Por tanto, la correcta comunicación es fundamental para evitar que esto suceda.

.

2. Pérdida de clientes

Si no se implementa la estrategia de Rebranding de forma correcta, también corres el riesgo de perder a clientes ya existentes. Ten en cuenta que, hay personas a los que no les gustan los cambios.

Por ese motivo, es necesario explicar claramente los motivos del cambio y mantenerse fieles a los valores de marca.

.

3. Desembolso económico

Está claro que un proceso como es el de Rebranding supone un elevado coste económico.

Pero, es importante no escatimar en la mayoría de los casos, ya que el hacerlo, puede afectar negativamente en la garantía y en la efectividad de la estrategia.

.

Para concluir, quiero que este artículo te sirva para entender que un simple cambio de nombre, manteniendo los valores, posicionamiento o productos, no sirve de nada.

La estrategia de Rebranding implica adoptar y comunicar nuevos valores, reposicionamiento o nuevos productos. Asegurándote de que cumples las promesas comunicadas a través de la nueva marca. Sin olvidar que, todos los empleados comprenden con claridad los nuevos valores.

Ten en cuenta que un cambio de marca es un tema serio y con múltiples implicaciones. Cualquier fallo puede suponer un gran problema.

¿Tu marca ya no refleja lo que quieres? ¿Necesitas evolucionar en tu negocio? ¿Tu empresa necesita competir con empresas más grandes y más establecidas?. Plantéate si necesitas poner en marcha una estrategia de Rebranding. 💬

¿Ya has aplicado un cambio de marca en tu negocio? Déjame un comentario. Tu experiencia servirá a otros… 📝

Hay numerosos ejemplos de empresas que han realizado Rebranding ¿Te acuerdas de alguna? 🤔

.

.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *